Científico en el laboratorio

La piel sensible necesita un cuidado especial. Este es el motivo por el cual Eucerin ha recurrido a sus expertos para crear desde los años 50 productos eficaces y muy bien tolerados. Este espíritu pionero ha marcado el camino, primero con su pomada pH5 y luego, con una gama  completa de productos para el cuidado corporal en la década de los 70. No obstante, los desarrollos en métodos experimentales dieron lugar a un descubrimiento real cuando se demostró que tres principios activos protegían médicamente el manto ácido de la piel y estimulaban la actividad de enzimas naturales desde dentro hacia fuera.

Un reto para la investigación de la piel

La piel sensible es un proceso cada vez más corriente, que afecta tanto a hombres como a mujeres; puede aparecer a cualquier edad y en cualquier parte del cuerpo. Debido a que la piel sensible no es predecible, su aspecto puede ser rojo y escamoso y percibirse con sequedad y picor. Esto puede dar lugar a una molestia considerable. Sin embargo, desde hace poco tiempo que sus causas son conocidas de un modo más completo, reconociéndose el papel desempeñado por el pH cutáneo.

Desde hace más de 100 años se conoce que la piel sana tiene un manto ácido protector, o película hidrolipídica, con un pH alrededor de 5. Se entendió que este pH ligeramente ácido era sólo importante para la superficie de la piel, a la que defendía frente a la infección microbiana y los irritantes alcalinos.

No obstante, en estudios recientes se ha demostrado que un medio ácido es también importante para las funciones que tienen lugar en la capa debajo del manto ácido, conocida como capa córnea o estrato córneo. Estas funciones incluyen la descamación de la piel y el mantenimiento de niveles de hidratación óptimos por medio de lípidos permeables.

Tal como explica el Dr. Alexander Filbry, Director de Desarrollo de Productos para el Cuidado Corporal de Eucerin, "todos estos sistemas dependen de la actividad enzimática y cualquier cambio en el pH reduce dicha actividad, dando lugar a pérdida de agua, piel áspera y la penetración de irritantes. En consecuencia, nuestro objetivo era identificar los componentes activos que pudieran abordar todas estas cuestiones y estimular los enzimas propios de la piel para empezar a que ésta volviera a protegerse y, por tanto, evitando posiblemente incluso el desarrollo de la piel sensible".

"Las propiedades individuales de nuestros tres ingredientes eran prometedoras. El dexpantenol estimula la regeneración de la piel, y también se ha demostrado científicamente que actúa como un potente humectante, una propiedad que comparte con la glicerina", dijo Filbry. "Entretanto, el tampón citrato de pH5 actúa para restablecer la acidez natural de la piel. No obstante, si se trataba de descubrir cómo podrían afectar a la actividad enzimática, tuvimos que elaborar un nuevo tipo de método experimental".

El Laboratorio del Centro de Investigación Cutánea de Eucerin en  Hamburgo.
Laboratorio del Centro de Investigación Cutánea de Beiersdorf en Hamburgo.
Científica mirando al microscopio.
Nuestros investigadores identificaron principios activos que contribuían a que la piel se protegiera a sí misma.

Un método experimental ganador de un premio

El resultado fue un nuevo método ex vivo denominado análisis de tripsina. Este nuevo método fue desarrollado por el mismo equipo de Eucerin que había recibido un premio por el mejor trabajo de 2004, concedido por la Sociedad de Científicos Cosméticos. Se centra en la función de la tripsina, una de las enzimas más significativas del estrato córneo, que desempeña un papel clave en la producción de corneocitos (células que integran el estrato córneo) y su exfoliación fisiológica de la superficie cutánea.

En palabras de Wolber, "después de lavados repetidos de la piel del antebrazo humano con agua o formulaciones del producto, extrajimos las capas más externas del estrato córneo para determinar la actividad específica de la enzima tríptica". Este nuevo método demuestra una mayor actividad enzimática tras la aplicación de sistemas de surfactantes suaves en presencia de un pH ácido.

"Seguidamente lo utilizamos para investigar la protección enzimática y la eficacia activadora de nuestra combinación activa humectante ácida. Los resultados fueron impresionantes, revelando una considerable estabilización de la actividad ".

"Sin duda, nos llenó de orgullo saber que el método analítico de Eucerin había sido reconocido internacionalmente. No obstante, incluso fue más importante para nosotros confirmar que los principios activos incluidos en Eucerin pH5 EnzymeProtection actúan conjuntamente para, como se diría, fortalecer las defensas naturales de la piel desde dentro hacia fuera".

Oculares de microscopio.
Para identificar la actividad enzimática se utilizó un nuevo método experimental ex vivo, desarrollado por Eucerin.